El mito del Pacto de Toledo

Aquel mito de que el rey Juan Carlos detuvo (y no consintió) el 23-F, es uno de tantos con los que hemos ido falseando nuestra historia reciente. Otro de los más destacados es aquel Pacto de Toledo de abril del 95 que, según la leyenda, garantizaba la estabilidad de esas pensiones que hoy se han desestabilizado tanto. El Pacto de Toledo es muy citado estos días de división y tensiones como ejemplo de consenso, de fraternidad entre los españoles, de feliz concupiscencia política. Por eso este jueves El Mundo me dio la alegría de la semana repartidora. En su página 6, no lejos de la emética aportación de Arcadi a la iniquidad, el economista Jujuan franciso Martin secoan Francisco Martín Seco, ex secretario de Hacienda con el PSOE entre 1984 y 1987, desmontaba aquel mito y desnudaba sus perversiones. Recuerda que aquel pacto supuso la segregación de “la Seguridad Social como algo distinto y separado del Estado, y ligando la financiación de las pensiones exclusivamente a las cotizaciones sociales […]. ¿Por qué van a ser únicamente los trabajadores y los salarios lo que tengan que sostener las pensiones? ¿Acaso no deben contribuir a ello las rentas de capital y los beneficios empresariales?”.

Me reconcilié con los viejos periódicos aquella mañana. Uno de los más graves pecados de nuestros medios (asumo mis culpas) es seguir tratando la Transición como un Peter Pan que se niega a envejecer, a sentirse caduco, hasta el punto de que queda tan patético como un cincuentón coqueteando con una adolescente. La sacralización de la Transición y sus derivados (Pacto de Toledo etc…) ha sido el botox con el que los españoles hemos ido intentando disimular que aquel proceso nació viejo y perverso, hijo del franquismo y diseñado por sus oligarquías. Cada vez resulta más difícil convencer a la peña de que nuestra democracia, nuestra Constitución, nuestro sistema electoral continúan siendo atractivos, luciendo una piel tersa, ojos limpios y labios de helado de fresa. Cómo se agradece, aunque sea muy de vez en cuando, un atisbo de hiel objetiva sobre tanta falsedad. Gracias a El Mundo y a Martín Seco.

Aníbal Malvar, 13 noviembre 2015

Fuente: Público

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s