Aniversario de la muerte de Lenin

Lenin1917

Son tiempos estos en los cuales nos hemos acostumbrado a ver marxismo sin marxistas y comunistas sin leninistas, por eso ha de ser que también hay gobiernos progresistas sin ningún progreso para el pueblo, salvo el beneficio propio y de la élite gobernante. Pero ellos siguen estando allí pese a la traición, la degeneración de la política, y los aventureros que hoy tejen alianzas con los imperialistas.

Hemos tomado, para recordar en un nuevo Aniversario de la muerte de Vladimir Ilich Lenin, algunas palabras de un discurso en su memoria de su compañero de lucha Anatoli Vasilievich Lunacharski quien señaló: “Este hombre ha hecho tantas cosas admirables que, sin duda alguna pasarán muchos años para que todo ello sea totalmente analizado, comentado y aprovechado de modo satisfactorio”.

Uno de los rasgos es la inexistencia en Lenin de “cualquier tipo de personalismo” su extraordinario espíritu comunista”.

Dicen que Lenin nunca se miraba a sí mismo, nunca se contemplaba en el espejo de la historia, nunca pensaba ni siquiera en lo que dirían de él las futuras generaciones, simplemente llevaba adelante su obra.

La ausencia de personalismo en Lenin se manifestaba también en que aún siendo consecuente de su fuerza intelectual y moral, era sencillo, modesto, natural, jamás se admiraba a sí mismo ni hacía resaltar sus méritos singulares ante la historia. Sus elevados cargos estatales y el inmenso prestigio que gozaba en el partido comunista no le movieron nunca a hacer sentir su supremacía y, menos todavía, las de sus cargos; sabía dirigir y construir las relaciones con la gente del modo más natural.

A juicio de Lunacharski, lo que constituía la mitad de la fisonomía de Lenin era su férrea voluntad, su capacidad para concentrarse en trono de la tarea principal. Esta voluntad era una especie de motor de la organización de todo el trabajo del Partido Comunista y permitía a Lenin no apartarse ni por un instante del pueblo, le permitía ser el motor del partido.

El optimismo revolucionario de Lenin era, en opinión de Lunacharski un rasgo socialmente importante que le calificaba en su condición de dirigente. Inclusive en los difíciles años de reacción política, en los años de exilio obligado, Lenin siempre se mantuvo animoso, conservó su magnífica vitalidad.

Pues bien, ese mismo fenómeno se produce igualmente en la vida social. Engels cuando murió Marx, dijo que la humanidad ha reducido su tamaño en una cabeza, pero el marxismo no dejó de vivir, ayudó a que surgiera Lenin y ayudara a que aún surjan otros.

Con Lenin ocurre igual, una fuerza social como él no puede morir es tan poderoso su carácter de centro, de nudo de una inmensa tendencia social y de aspiración de pensamientos y voluntades que si desaparece el depositario material de este fenómeno, su puesto debe ocuparlo la colectividad. Como dijo Lenin, uno no puede. Pero siempre que esta colectividad se concentre en torno del mismo eje. Por eso cuando decimos “sin Lenin”, inmediatamente expresamos “y con Lenin”.

De un artículo aparecido en el diario Pravda en 1927 titulado “La instrucción de las masas, legado de Lenin” destacamos lo siguiente.

“Un dirigente como Lenin no pude dejar de ser un preceptor. Lenin era maestro de las masas populares a escala universal, y era al mismo tiempo nuestro maestro común. No hay ningún comunista, grande o pequeño que no se declare con orgullo discípulo de Lenin además los comunistas, centenares de millares y millones de personas también se incluyen entre ellos”.

La obra de Lenin fue en grado inmenso una obra de enseñanza, tras de la cual, y dimanante de ella estaba la práctica. Nuestra instrucción pública, en todos sus campos, es parte del trabajo de Lenin y debe estar penetrada de los principios leninistas. A Lenin no se le olvidaba insistir en la importancia de las tareas de la instrucción, porque comprendía que ni la espada ni la máquina pueden por si mismas asegurar la construcción del socialismo y que para esto se necesita un enorme auge cultural de las masas. Por eso nosotros los trabajadores de la enseñanza, también vemos en Lenin a nuestro patriota y decimos que el primero y el más grande en nuestro destacamento de constructores del socialismo.

Lenin y su obra revolucionaria, sus libros y teorías siguen vigentes y actuales dándonos luz como esas estrellas del relato pese a que ya no exista el gran guía revolucionario.

Vladimir Ilich Lenin, también nos ayuda a comprender las contradicciones actuales del proceso mundial, regional y nacional.

El camino de renuncias comienza negando a Lenin y por último cuestionando a Carlos Marx, para terminar pasándose al pragmatismo burgués.

No es solo en nuestro proceso político y social donde esas características se notan con claridad, la degeneración de los procesos y de los dirigentes de izquierda lleva mucho tiempo y surgen con el oportunismo que nació con la existencia del propio marxismo.                                                                                                              

De los primeros y más brillantes alumnos de Marx surgieron los primeros en negar del marxismo.

Todas las comparaciones son malas pero a veces sirven para ubicarse en una realidad donde la mínima ingenuidad en política termina causando daños irreversibles.

Rebajas salariales, tercerizaciones, flexibilizaciones, cambios de categorías recortes presupuestales, leyes de inamovilidad destruidas, la precarización del trabajo, nada de esto se hace gratuitamente, ni aquí ni en cualquier país del planeta.

Dirigentes y partidos de izquierda que hoy dieron “una vuelta de campana”, encargados o responsables de propaganda de los partidos de izquierda ahora convertidos en empresarios exitosos, trajes de alpaca y siempre envueltos en cuanto escándalo o manejo poco transparente es lo mismo aquí que en Alemania, o cualquier país del mundo

Por eso no hay que barrer debajo de la alfombra y denunciar todo tipo de oportunismo nefasto para los intereses de la clase trabajadora y los pueblos.

21 enero 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s