Franja de Gaza. Israel tiene 100 formas de matar palestinos….

anestesia-620x330

Ahora el régimen de Tel Aviv ha prohibido la entrada de gas para anestesia a la bloqueada Franja de Gaza.

Según informó la página Web Middle East Monitor, las autoridades israelíes ordenaron impedir la entrada de uno de los componentes principales que se utiliza para la anestesia general, el gas Nitrox.

El Ministerio de Salud de Palestina, además de confirmar la medida israelí, precisó que no es la primera vez que Tel Aviv obstaculiza la llegada de gas Nitrox a la Franja de Gaza, algo que pone en peligro la vida de los pacientes.

“Esta es la tercera vez que la ocupación israelí ha impedido que el gas Nitrox, que se utiliza para los pacientes durante la cirugía, entre al asediado enclave costero”, dijo el portavoz del Ministerio de Salud palestino, Ashraf al-Qidra.

El funcionario palestino advirtió de que, debido a esta medida, se tendrán que frenar varios procedimientos médicos urgentes ya que no es posible aplicar anestesia general a los pacientes.

“Actualmente hay 200 pacientes en espera de tratamiento médico de urgencia en los hospitales de Gaza”, afirmó Al-Qidra, además de resaltar que el sector sanitario en la asediada Franja de Gaza necesita más de 4 toneladas de Nitrox cada año mientras que el régimen israelí raciona la entrada de este componente.

Por último, el funcionario palestino instó a las organizaciones internacionales a ejercer presión sobre el régimen de Tel Aviv para obligarlo a levantar su bloqueo a la entrada de Nitrox y poder seguir practicando las operaciones quirúrgicas.

La Franja de Gaza, que ha sido objeto de varias incursiones israelíes (la más recientes siendo en 2014), sufre un bloqueo terrestre, marítimo y aéreo impuesto por el régimen de Tel Aviv.

Debido al mencionado bloqueo impuesto a este territorio palestino desde 2007, los ciudadanos de la zona se ven privados de derechos básicos, como salir del territorio costero para trabajar, así como el derecho a la salud, la educación y la libertad de circulación.

9 febrero 2017

Fuente: Insurgente

El PP se negó a condenar en el Senado a los responsables del bombardeo a Gernika

bombardeo-de-gernika-524x330

Se cumplen 80 años del bombardeo nazi-franquista a la localidad vasca.

En puertas del ochenta aniversario del bombardeo de Gernika, la villa se quedó ayer sin un gesto de reconocimiento en el Senado y sin una declaración que admitiera oficialmente la responsabilidad del bando franquista en el ataque ejecutado por las aviaciones alemana e italiana. El PP utilizó su mayoría absoluta para tumbar la moción del PNV, que había incorporado enmiendas de prácticamente todos los partidos y que, incluso, ofreció a los popularesaceptar la suya siempre y cuando reconocieran la participación franquista en el ataque. Se da la circunstancia de que fue el vasco Iñaki Oyarzábal el encargado de defender la posición del PP y, aunque reconoció de viva voz la vinculación del ejército golpista con el bombardeo en una breve alusión al inicio de su intervención, no se prestó a plasmarlo sobre el papel y dedicó prácticamente todo su discurso a rechazar “buscar culpables” y caer en la dinámica de los bandos. En una intervención que fue calificada de “demencial” y “vergüenza” desde otras bancadas, acusó al PNV de intentar que vaya calando entre los jóvenes vascos la idea de que la guerra fue un conflicto de España contra Euskadi para aplastar sus libertades, y que el Estado es heredero del franquismo. Según dijo, Gernika no fue atacada por simbolizar las libertades vascas, sino por ser leal a la república.

Oyarzábal se apoyaba en que la redacción inicial de la propuesta, defendida por el portavoz Jokin Bildarratz, pedía al Gobierno español que reconociera “la responsabilidad del Estado” en el bombardeo y se disculpara. Alemania ya lo hizo en 1997, aunque su Gobierno democrático no fuera heredero del nazismo. Desde la bancada de EH Bildu, Jon Iñarritu trajo a colación ese ejemplo para preguntarse por qué España no hace lo mismo y por qué el PP no está dispuesto a reconocer que la masacre fue perpetrada por el fascismo. La propuesta jeltzale se enriqueció con enmiendas de los valencianos de Compromís, que pedían aludir a otros municipios estatales devastados, y también del PSOE, Unidos Podemos, ERC y el Grupo Mixto, que apostaban por que el Gobierno reconociera la responsabilidad del ejército sublevado y del posterior Gobierno franquista, y no tanto la responsabilidad del Estado. El resultado fue una propuesta de mínimos, pero el PP planteó una enmienda de sustitución que no aludía al bando franquista y se limitaba a recordar el horror sufrido y reafirmarse en la defensa de los principios democráticos frente a los totalitarios.

Bildarratz dijo que el objetivo de la moción no era enfrentar, sino entender el dolor de los que sufrieron. Oyarzábal respondió que el ataque a Gernika fue “repugnante e injusto”, pero rechazó buscar culpables y propuso un “perdón colectivo”. En un momento llegó a disculpar la versión falsa difundida por el franquismo porque “era una guerra y todos los bandos mentían”. A su juicio, todos cometieron atrocidades, al igual que el Gobierno de Aguirre “cuando permitía ataques a las cárceles” o contra los monárquicos. “Para el PP, la muerte de una mujer en Gernika es igual de injusta que la de un sacerdote en Bilbao. Debemos reivindicar ambas historias”, zanjó. Después introdujo a ETA en la ecuación. Aseguró que “algunos se rasgan las vestiduras”, y luego aceptan homenajes a “terroristas asesinos” en sus pueblos y hablan de bandos para legitimar el terror sembrado en democracia.

El socialista Tontxu Rodríguez pidió al PP que votara a favor porque no se trata de pasar facturas a nadie, sino de reconocer que unos defendían la libertad y otros se alzaron en armas. “Lo dice un vasco que está legitimado para decírselo”, zanjó.

Fuente: Insurgente.

De cómo el mordisco de un perro pone en entredicho el sistema sanitario de EE.UU.

nombre

Fue sometida a una serie de vacunas contra la rabia en tres países en cuatro centros médicos y lo que revela, y que no sorprenderá a nadie, es que los estadounidenses pagan mucho más por el mismo tratamiento exacto que las personas de otras naciones.

Por otra parte, esta experiencia puso de relieve la falta de uniformidad de precios de los medicamentos, incluyendo los medicamentos de uso común. Una de las clínicas podría cobrar unos pocos dólares para el mismo medicamento que cuesta miles de dólares en un hospital de Estados Unidos.

“No hay orden ni concierto en nuestro sistema médico”, dijo Rick Kern, de 61 años, después de la aventura mundial de la salud de su esposa de 62 años de edad.

“Es obvio que nuestro sistema es diferente a cualquier otro sistema de salud”, dijo Uwe Reinhardt, un economista de la salud en la Universidad de Princeton. “Otros sistemas se han creado para atender a los pacientes. La nuestra fue creada por los proveedores – los hospitales y las compañías farmacéuticas – para su propio beneficio”.

Los Kerns son antiguos residentes de Palos Verdes que ahora viven en el Lago Tahoe. Mientras viajaban por el sudeste asiático hace un par de años, Jan fue mordida por un perro callejero cerca del templo de Angkor Wat en Camboya. La pareja fue a un hospital cercano, donde un médico les recomendó la vacunación contra la rabia, lo que exige una serie de cuatro sesiones con inyección.

La primera sesión en el Royal Hospital Internacional de Angkor costó 125 dólares. Eso incluyó 66.75 dólares para la dosis de Verorab, un cargo del hospital de  25 dólares y un cargo médico de  25 dólares.

Jan recibió su segunda dosis de Verorab en una clínica en el norte de Tailandia. La factura fue apenas de  18,50 dólares, lo que proporciona la mejor evidencia del costo real del medicamento. Incluso con el sobrecargo de la clínica, una inyección de Verorab, que es fabricado por la firma farmacéutica francesa Sanofi Pasteur, tenía un precio muy por debajo de 20 dólares.

Las cosas cambiaron drásticamente una vez que los Kerns regresaron a Estados Unidos. Para su tercera dosis, Jan visitó el Torrance Memorial Medical Center. Era un domingo, y tuvo que ir a la sala de emergencias, por lo que aumentaba considerablemente su costo. La factura para una sola inyección fue de  5,254.85 dólares

La dosis 4ª  se administró en la rama de Redondo Beach del grupo médico HealthCare Partners. Esta vez la factura fue de 427 dólares.

Es importante tener en cuenta que los Kerns no pagaron ninguno de estos cargos. Ellos astutamente habían comprado un seguro antes de su viaje, que cubría todos los gastos médicos relacionados, incluso una vez de vuelta en los Estados Unidos.

Tales cargos astronómicos normalmente se pagan solamente por los que carecen de cobertura. El precio real para un asegurado será invariablemente mucho menor y también porque las compañías aseguradoras regatean los precios con los hospitales.

El medicamento Verorab, que es comúnmente prescrito para la rabia en Europa y Asia porque es relativamente barato de producir, no está disponible en los Estados Unidos. Vacunas más costosas deben ser utilizadas.

Es evidente que un gran hospital como Torrance Memorial tiene más gastos generales que una pequeña clínica en zonas rurales de Tailandia – no es una comparación de igual a igual. Pero eso no atenúa la forma en que una factura de menos de 20 dólares en otro país pueda convertirse en una factura de más de 5.000  dólares en EEUU.

La experiencia del Kerns demuestra las dificultades financieras que le esperan a cualquier persona que caiga enferma y  también subraya la locura de precios de la salud de Estados Unidos.

6 de septiembre de 2016

Fuente: Los Angeles Times

Las pensiones privadas, un fracaso anunciado

Las pensiones privadas, un fracaso anunciadoEl 25 de julio se produjeron grandes manifestaciones en todo Chile en las que participaron más de 750.000 personas clamando contra las pensiones privadas existentes en el país. Para el subsecretario de Hacienda del actual gobierno de Chile “Este tema quizá es más importante que la educación”.

Como era de prever, ningún medio de comunicación español se ha hecho eco del problema de los pensionistas chilenos y menos cuando cuestionan las pensiones privadas.

La privatización del sistema de pensiones se remonta a la dictadura de Pinochet, cuando el ministro neoliberal José Piñera ministro de Trabajo, prometía a todos los trabajadores que se jubilarían con la mayoría de su sueldo intacto. La realidad ha sido que la mitad de los trabajadores que optaron por el sistema privado se van a jubilar con una pensión inferior al 21% de su salario como trabajadores.

El trabajador chileno tiene que optar por continuar en el sistema público o irse a uno privado. Veamos cual es el resultado de ambas elecciones. Hablamos de dos técnicos de laboratorio, que cobran 730 dólares mensuales y se retiran con la misma edad y años de cotización. Uno se apunta al sistema público y el otro al privado.

En ese momento, el que eligió el sistema privado le queda una pensión de 240 dólares mensuales y la duración de su pensión es de veinte años. Si ese trabajador vive más de veinte años desde que se jubila, se queda sin nada. El que eligió el sistema público de pensiones le queda una pensión de 540 dólares para toda la vida.

La cuantía media de la pensión privada en Chile actualmente es de 270 euros al mes cuando el salario mínimo es de 346 euros al mes. El 79% de las pensiones privadas de las pensiones está por debajo del salario mínimo y el 44% ni siquiera supera el umbral de la pobreza.

Como vemos el resultado de la privatización de las pensiones ha sido una ruina para los cientos de miles de chilenos que optaron por las pensiones privadas, pero un gran negocio para los bancos y aseguradoras. Para confirmar estos datos, deben de saber que entre los años 2010 y 2015 estas entidades financieras duplicaron su beneficio. En los nueve primeros meses del año 2015 sus plusvalías aumentaron en el 71,4%. Las pensiones privadas significan miseria para muchísimos chilenos y grandes beneficios para el sistema financiero.

Es un simple aviso para esos centenares de miles de jubilados españoles que votan al Partido Popular, sin analizar lo que les proponen, pero que nos están llevando paso a paso al fracasado modelo privatizador chileno.

6 agosto 2016

Edmundo Fayanas Escuer.

Fuente: Nueva Tribuna.es

EL BIENESTAR DE LAS JIRAFAS Y LA CURVA DE KUZNETS

keynes3Esta “parábola zoológica” de  John Maynard Keynes figura en uno de sus Ensayos de persuasión. Analiza en este ensayo las inconsecuencias del dogma del liberalismo económico, la irrealidad de sus presupuestos teóricos, lo destructivo de las consecuencias “de un método de encumbrar a los buscadores de beneficios que tienen más éxito mediante una despiadada lucha por la supervivencia”, un método que selecciona “al más eficiente de la quiebra del menos eficiente” y que considera la mundo así alcanzado “un bien permanente para todo el mundo”.

“Cuando el objetivo de la vida,” escribe Keynes, “es alimentarse de las hojas de las ramas hasta la máxima altura posible, la forma más verosímil de lograrlo es permitir que las jirafas que tengan el cuello más largo dejen morir de hambre a las que tienen el cuello más corto”. El neoliberalismo pretendió dulcificar la dura moraleja de la parábola de Keynes superponiendo una especie de ensoñación con final feliz con la teoría del “goteo hacia abajo”: los beneficios de una política económica favorable a los más ricos acabarán descendiendo, tarde o temprano, hasta los más pobres y beneficiando a todo el mundo.

Así nació la “curva de Kuznets”, que toma el nombre del economista Simon Kuznets, que fue galardonado en 1971 con el Premio Nobel de Economía. La “curva de Kuznets” tiene forma de campana (una “U” invertida). En el eje horizontal se mide el desarrollo económico, sintetizado por el PIB per cápita, y en el eje vertical la tasa de desigualdad, medida por el índice Gini. La curva dice que un desarrollo acelerado produce, en una primera fase, desigualdades crecientes hasta un punto de inflexión más allá del cual la desigualdad empieza a descender.

A partir de la década de los ochenta del pasado siglo se empezó a hacer un uso ideológico del modelo, con el fin de neutralizar las críticas contra efectos desigualitarios del modelo de desarrollo vigente. En pocas palabras, con el fin de sostener ante los gobiernos de todo el mundo el cínico lema gross now, worry about poor later (crece ahora y después preocúpate de los pobres). Se generaría así un mecanismo virtuoso que, espontáneamente, crea riqueza añadida y, en parte, la redistribuye en virtud de una especie de “fuerza de gravedad” natural, sin que la intervención del Estado llegue a obstaculizar o atacar el mecanismo.

La Gran Recesión no se ha parecido a nada de ello. Si nos preocupa “el bienestar de las jirafas”, sigue siendo válida la exhortación de Keynes a no soslayar “el sufrimiento de las que tienen el cuello más corto y que acaban muriendo de hambre, ni las tiernas hojas que caen al suelo y que son pisoteadas en la lucha, ni la sobrealimentación de las jirafas con el cuello más largo, ni la perversa mirada de ansiedad o de beligerante codicia que ensombrece los apacibles rostros de la manada”.

La “curva de Kuznets” tampoco ha servido en estos años bárbaros.

Fuente: “Estos años bárbaros” de Joaquín Estefanía.

Os petos da Virxe do Carmen

capturadaCando un mariñeiro romano se encontraba no medio dunha tormenta que o intimidaba, non invocaba a Neptuno, deus dos mares, senón a Castor e Polux, uns segundóns que celebraban a súa festa o 15 de xullo, como patróns dos recadeiros, do comercio e das cabalerías, pero tamén porque eran os guías que acompañaban aos mortos para traspasar as portas do Máis Alá.

O mar, que non por temido deixou de ser camiño polo que circulou a humanidade desde os tempos máis remotos, tamén fixo aflorar as máis grandes devocións. Nas súas profundidades situaron os clásicos o mundo das maldades e nos seus extremos asentaron as máis diversas tentacións sobre as que so triunfaron os grandes heroes.

Para o común dos mortais, esa idea, de lugar tenebroso no que habitan os monstros aos que sé vence a valentía, transmitiuse con centos de contos e lendas que reafirman a vella crenza de que nas súas entrañas habitan os verdadeiros amos do abismo, os que erguen as ondas contra os nautas e devoran embarcacións enteiras impedindo o tránsito pacífico; os que se cobran en vidas humanas as peaxes dos seus camiños e os dezmos polos seus tesouros. Por iso, na hora da verdade, os romanos tamén buscaban a quen realmente lles botase unha man para sacalos da boca do inferno e os levase polo camiño da salvación.

A quen queira que fosen os moradores das súas augas, os nosos paisanos, asermade desde tempos remotos, trataban de calmalos arroxando ao mar un anaco de pan antes de comezar a singradura ao tempo que rezaban: “come o pan e non me comas a man”; e por se fose o caso de que o maligno estivese a bordo, os pescos daban un ceavoga repentino, un xiro brusco, para que os trasnos perdesen o equilibrio e caesen pola borda.

Pero ademais destes remedios, polo que puidese ser, os mariñeiros acollíanse aos favores que prometían o Santo Cristo, San Telmo ou San Pedro, a Virxe da Barca ou mesmo a de Pastoriza, a quen se lles pedía o favor da súa gracia nun momento de apuro. Pois xa antes de que os curas da Contrarreforma, pregoasen o do purgatorio como algo indiscutibel, xa nós sabiamos que estaba camuflado entre salseiros admonitorios; e que un home que morre traballando non debe acabar no inferno, e alguén ten que haber para impedilo. Como moito, o náufrago irá a ese lugar no que a estancia non é máis que un tránsito, unha cura de saúde da alma antes de subir a gozar, como bo traballador, dun merecido descanso no ceo.

Foi entrando na época do barroco, cando as xentes do mar botaron man da Virxe do Carme. Ela, igual que os dous deusiños romanos, tamén é unha conductora de almas en pena a través dos incertos camiños do Máis Alá. Ela, que tamén celebra a súa festa a mediados de xullo, o día 16, non pide grandes sacrificios, grandes rezos nin grandes penitencias, sé quere que o seu escapulario colgue do pescozo dos fieis: “quen morra co meu escapulario ao pescozo, non sufrirá as penas do purgatorio”.

Os mariñeiros saben ben que non é doado vivir pendente dun revés; e como a vida do mar se axusta por mareas e non por horarios de misas, sempre é máis cómodo andar cun sistema protector que non interrompa as faenas. E para iso a Virxe do Carme amósase como un seo acolledor, unha esperanza que, a cambio do seu favor, non pide onerosas prendas.

¡Como non vai presidir Ela a grande festa do mar!

O fervor popular represéntaa botándolle o cabo do seu escapulario aos náufragos que desesperan entre as ondas; e espallouna en numerosos petos de ánimas, nos que, en igual actitude que cos náufragos, salva aos fieis das chamas do purgatorio.

A Mariña Española, cande viu que todos os mariñeiros andaban co escapulario do Carmelo colgado do pescozo, tamén acabou adoptándoa como patroa en 1901.

3ª Falacia ultraliberal: El Índice de miseria

stigliz3El índice de miseria es una invención del economista norteamericano Arthur Okun en los años 60, pero quienes lo usan hoy son casi siempre los ultraliberales para combatir uno de sus monstruos: La inflación. El índice de miseria es simplemente la suma de la tasa de paro y la tasa de inflación anual, lo que básicamente es sumar peras y manzanas porque no tiene nada que ver una tasa con la otra más allá de ser un porcentaje. Es como sumar el porcentaje de jubilados con la tasa del IVA del país ¿vale para algo? No, pero así pasamos el rato y liamos a la gente.

Más allá de sumar cosas diferentes la cuestión de este índice es que equipara la inflación y la tasa de paro como si la subida de un punto de ambas cosas fuera igual de dañina para el país. Para que veáis un ejemplo claro, un país con un 100% de inflación y pleno empleo y uno con 100% de paro pero sin inflación serían igual de “miserables” para este índice… ¿Lo serían? Obviamente no, muchos países han vivido con tasas de inflación de dos dígitos durante muchos años y no pasaba “nada grave” (mirad cualquier país occidental a mediados de los 70 o la Argentina desde el año 1945), mientras que un país con el 100% de paro ya os podéis figurar cómo acabaría…

Como el índice es un absurdo desde hace ya tiempo se ha ido modificando añadiendo factores como la tasa de interés o el crecimiento económico, aunque los ultraliberales se han quedado en la definición de hace 50 años. Aun así el índice sigue teniendo el mismo problema de base, que suma cosas que no se pueden sumar linealmente, no pondera nada y además deja de contemplar factores que estarían también relacionados con la miseria (sueldos, tasas de pobreza, cobertura de servicios básicos, etc, etc).

Si veis cualquier versión de este índice veréis que no tiene ni pies ni cabeza. En los últimos años Venezuela y Argentina salen entre los primeros puestos por su alta inflación, y un poco por debajo, España y Grecia por sus altas tasas de paro. Según el índice en estos países hay más “miseria” que en los paraísos de Bangladesh, Myanmar, Sri Lanka, Kazajistán o Tailandia (según el índice Tailandia es “menos miserable” que cualquier país de Europa). Vamos, un sinsentido al que solo se le puede oponer una carcajada.

Estos no son los únicos índices a medida que usan los “ultraliberales”, hay varios más, como el índice de libertad económica que ya rebatimos aquí u otros que desmontaremos en el futuro. Es importante conocerlos e identificar que no son más que pura propaganda ideológica sin sustento real alguno y tener argumentos para rebatirlos.

Estos “ultraliberales” no son más que apóstoles de una nueva religión que casualmente beneficia a los lobbies e instituciones que la promocionan, y nosotros los paganos a convertir para conseguir así la hegemonía de sus ideas, que será lo que les permita profundizar en ellas. Lamentablemente están consiguiendo bastante más penetración de la que sería razonable a la vista de lo absurdo de sus ideas, y aunque hoy no parezcan un peligro real la aplicación de estas ideas nos llevaría a un mundo distópico donde cualquier faceta de la vida humana estaría sometida al negocio y a la ganancia. Cuidado con ellos. 

Julio 2016

Fuente:Pedro Fresco (Público)